Relatos de terror
 



TINCHOX TE DARA LOS MEJORES RELATOS DE TERROR.... , SOLAMENTE CADA 2 SEMANAS!




LA MANO DEL DIABLO...






Corria el siglo XVIII en la ya conocida Inglaterra ,su majestuosa arquitectura gotica, aquellos callejones empedrados, las lamparas arrojando su tenue luz sobre los caminos .Formando pequeños espectros que bailan al compas de la musica nocturna.
Pero todo este paisaje tan maravilloso fue perturbado por el asesino de Lincon, en los periodicos y gacetas locales solo se leia una cosa... muerte.
La paz de los habitantes de Lincon habia sido perturbado ya que hacia mas de tres meses un desconocido, bajo el resguardo de la noche, habia asaltado y asesinado a mas de diez personas, este homicida se distinguia por la saña con que cometia los atracos.
Cierto dia cuentan, como sobre las 12:30 de la noche unos gritos espantosos alertaron al escotlan (la famosa policia inglesa).
El sargento Curtiss acompañdo de un oficial de menor rango acudieron presurosos ante los desconcertantes gritos que venian de la calle contigua. Al llegar vieron sobre el piso un gran bulto el cual se retorcia cual alma en penitencia, al acercarse se percataron de que era un hombre, de sus labios solo salian inchoerencias y sus ojos dejaban ver un rictus de terror .Pero los guardianes se quedaron mas perplejos al percatarse de un macabro hallazgo. Al intentar levantar a ese desconocido se dieron cuenta que se aferraba a lo que parecia ser una mano la cual lleva entre el dedo indice un precioso anillo de oro.
Ya en la comandancia con el hombre tras las rejas se declaro culpable de los diez homicidios ocurridos en la zona ,al cuestionarlo sobre que hacia con esa mano y aquien habia cercenado el miembro el solo dijo que habia sido al diablo que al intentar atracar a un hombre elegante que transitaba por la calle, se le acerco rapazmente tomo su cuchillo y corto su mano al ver la fina joya. Pero se sorprendio ya que aquel hombre no grito ni se quejo ante lo ocurrido y dijo que al volverse, en sus ojos rojos vio el mismo infierno, esa cara descarnada y agusanada ese olor a muerte y podredumbre solo se tiro al piso y despues comenzo a gritar. Poco tiempo despues uno de los ofciales reconocio el anillo el cual habia pertenecido a un acaudalado hombre del lugar al cual se creia habia pactado con el diablo al hacer una autopsia al cadaver del enigmatico millonario, que habia muerto hacia mas de doce años. La sorpresa fue inmensa al percatarse que efectivamnete faltaba la mano izquierda, la misma que llevaba el asesino, la misma a la que despues llamaron.... la mano del diablo!
                                                                                     POR TINCHOX



JOSE RUSSI Y SU ALMA EN PENA






Esta es una de las historias que alberga el barrio la candelaria de Santafé de Bogotá, Colombia.
A mediados del siglo XIX Bogotá era un lugar tranquilo, azotado por los problemas sociales; debido al desorden gubernamental y con una policia recien fundada es testigo de una de las historias de misterio e injusticia menos conocidas por los bogotános, pero que aun sus huellas y su personaje principal buscan justicia. Era el año de 1850 y en la ciudad aparece un grupo de ladrones, una banda que se dedicaba a robar a los grandes hombres acaudalados de la ciudad, hijos de españoles e importantes figuras del gobierno, con tretas inteligentes y audaces, las cuales variaban entre un enamoramiento a una viuda rica hasta el falso velorio de uno de ellos para robar las valiosas reliquias de la catredal primada de bogotá. Eran llamados " la banda del molino del cubo" por la ubicacion de su guarida .En este grupo se encontraba un hombre al cual muchos nombres se le ha dado :Ignacio Rodriguez el mas conocido. Jose Raimundo Russi, el protagonista de esta historia asumia el compromiso de defender ante el jurado de conciencia, el cual impartia justicia a los hombres de bajos recursos y mas de una vez sin saberlo defendio y salvo del fusilamiento a integrantes de esta banda. Vivia en una casa de 1645 en la calle 10 con carrera 4 y alquilaba cuartos para sobrevivir y mantener a su enferma tia y su prima. Ignacio Rodriguez se albergo en su casa, e inocente El Doctor Russi, no sabia que se planeaban muchos golpes dentro de su casa. Manuel Ferro unico herrero y cerrajero de Bogotá en esta época, fue convencido de ser parte de este grupo de criminales, y gracias a el los crímenes fueron en aumento de una manera impresionante. Un dia uno de los ladrones llamado nicolas, fue a beber a una chicheria, y dejo como pago un Mosquete que pertenecia a un rico criollo de la ciudad, esta fue la forma cmo la policia empezo a rastrear a la banda y sus integrantes. Manuel Ferro sintio miedo y pensaba delatar a sus compañeros. Russi era su amigo y a el le confeso todo, ese mismo dia ignacio rodriguez escucho la conversación y descidio asesinar a manuel ferro. Lo invito a la chicheria donde se reunian, enveneno la bebida y Ferro no la tomo. Al partir a su casa la cual quedaba a media cuadra de la de Russi, fue abordado por tres integrantes de la banda, sometido y acuchillado en el portal de la casa del Doctor Russi. Este mal herido comenzo a gritar " Me mato Doctor Russi, me mato...." Una vecina declaro ver a uno de los asesinos entrar a la casa de Russi y quiso suponer que el mismo doctor lo habia asesinado. El herrero en su agonia y molesto por que Russi no lo auxilio, lo culpo de los crimenes de los molineros del cubo. Russi es encarcelado y juzgado por el asesinato junto a Ignacio Rodriguez y otros tres ladrones. Russi jamas acepto su culpa, los otros jamas lo acusaron, paso 8 meses en prision y a pesar de las torturas jamas confeso un crimen. En junio 17 de 1851 fueron fusilados. Ignacio Rodriguez le dio una esmeralda que tenia incrustada en su anillo a uno de los soldados del peloton para que le apuntara en la cabeza y muriera instantaneamente, Russi en la plaza mayor antes del grito de fuego, dijo a voz alta y sin temor " delante de dios y de los hombres muero inocente..." . Todas las investigaciones indican que el asesino fue Ignacio Rodriguez. Russi fue asesinado por su amor al pueblo y la amenaza a los intereses oligarquicos de los dirigentes de la época. Russi no descansa en paz en los pasillos de su casa y en las calles 10 y 11 de la candelaria el dice a los que pasan tarde en el mes de junio en las noches " soy inocente" lo se por que vivi en esa casa meses y alli conoci esta historia y es producto de la extensa investigación para un guion cinematográfico, el cual se realizará para limpiar el nombre de uno de los hombres mas nobles que ha existido y ha sido olvidado y denigrado en la historia de la ciudad por sus mismos detractores. Tal vez sea la forma de permitirle descansar en paz.
                                                                                                                POR TINCHOX


EL FANTASMA DE GALLÍPOLI






Durante la primera guerra mundial, las muertes fueron cuantiosas. se han registrado muchos testimonios, durante la guerra y luego de ella, sobre avistamientos de figuras fantasmales de soldados. soldados muertos que aparecieron en sus propias casas, otros que avisaron a sus camaradas sobre peligros en el campo de batalla, soldados que día tras día, regresan a sus puestos en el campo de batalla, para pelear nuevamente las batallas en las cuales perecieron. el territorio de gallípoli ha sido escenario de numerosos misterios a través de los años.

el fantasma de gallípolijohn kirkpatrick, el fantasma de gallípoli:

a principios de la década de 1950, el arqueólogo norteamericano leon weeks, se encontraba realizando una investigación en gallípoli, en busca de reliquias de los combates de la primera guerra mundial.

cierto anochecer, mientras contemplaba el paisaje rocoso, observó a un hombre que trepaba una colina tirando de una mula cargada con un cuerpo humano.
el arqueólogo los siguió e intentó llamarlo, pero desaparecieron sin que lograra alcanzarlos. a la noche siguiente se repitió el encuentro, y weeks pudo apreciar mejor al caminante, y logró verificar que su cargamento era nuevamente, una figura humana.
la escena se sucedió durante las noches siguientes, sin que weeks, lograra jamás darles alcance. cuando finalizó su tarea, se retiró de la zona sin resolver el misterio.

años más tarde, en 1968, leon weeks observaba la colección de estampillas postales de un amigo, cuando se topó con una estampilla australiana que ilustraba a un hombre llevando un burro que cargaba con un hombre herido.
se trataba de una estampilla emitida en 1965, en homenaje a john s. kirkpatrick, soldado británico, que sirvió de camillero en gallípoli.

john y su asno, recorrían el lugar durante la guerra, salvando soldados heridos, que trasladaban hasta el campamento para su atención médica, hasta que el propio john fuera abatido en mayo de 1915, y sepultado entre las rocas del lugar.
la batalla de gallípoli:

batalla librada en 1915, en la península turca de gallípoli, durante la primera guerra mundial. fue una operación combinada entre británicos y franceses, destinada a conquistar constantinopla, que fracasó, y donde perecieron cientos de miles de soldados, incluidos voluntarios australianos y neozelandeses.
                                                                                            GRACIAS EMILIANO JUAQUIN GOMEZ!


TÁNATOS




Tendría 8 años cuando me enteré que había muerto una vecina de mis padres, corriendo dejé de jugar y me fui detrás de la carroza mortuoria, todavía iba arrastrada por caballos, para mí era una fiesta, me colocaba a primera fila, junto el cadáver, me quedaba como hipnotizada, la verdad es que no había más niños a mi alrededor, la gente ya me conocía, era un pueblo pequeño casi todos estábamos emparentados, con el tiempo supe que mi vida siempre estaría relacionada con muertos.

Pasaron los años y terminé los estudios básicos, entonces era normal que a los 14 años te pusieras a trabajar y por la noche estudiaras, mis amigas trabajaban cuidando niños, dependientas etc., yo me fui a ayudar a una floristería, que su especialidad eran las coronas mortuorias, estaba en mi salsa, nadie de mi familia entendía que a mí me gustara ese ambiente, yo creo que se lleva en la sangre, si no que otra explicación hay, yo siempre he encontrado la muerte y todo lo que la rodea fascinante.

Ya tenía 21 años, ya podía hacer lo que quisiera, no hay que olvidar que en mi época, la mayoría de edad era a los 21, para mí fue una liberación, me independicé y entré a trabajar en una funeraria, ese día fue uno de los mejores de mi vida, con todo el respeto que hay que tener, somos lo que somos y la gente cuando fallecemos con todo su dolor lo que quieren es que todo se acabe pronto, y nosotros estamos para facilitar la tarea y además te tiene que gustar tu trabajo, así puedes llevar el día a día con normalidad.

Mí jefe era bastante tacaño a pesar de ser uno de los más ricos del pueblo, era la única funeraria que había en los alrededores, abarcaba a 9 pueblos y era una de las primeras que tenían horno crematorio. La gente poco a poco se iba acostumbrando a la incineración. Un día el horno dejó de funcionar era invierno y teníamos varios cadáveres esperando, eran ancianos, en invierno las gripes pueden con ellos. Pasaron varios días y el horno no se arreglaba, le pregunté a mi jefe que se nos iba amontonando la faena, entre nosotros el lenguaje es familiar a veces incluso se nos olvida realmente el trabajo que hacemos.

Normalmente la gente después de la despedida nos dejaba a sus muertos para incinerar, y pocos eran los que se quedaban a ver el proceso, tuvimos suerte que en esos momentos nadie se quedó y pudimos dejarlos en las cámaras frigoríficas, la cosa se iba complicando por momentos no quedaban cámaras libres y no había dinero para un horno nuevo, mi jefe había contraído unas deudas muy importantes por unos malos hábitos y lo tenía todo hipotecado.

Nada más quedaba una solución enterrarlos en el recinto de la funeraria y plantar rosales y jazmines que eran unas flores que aguantaban mucho el clima del pueblo. Así lo hicimos enterremos diez cadáveres, pero el problema seguía existiendo había que pensar otra cosa. Al cabo de unos meses vimos que las flores habían crecido mucho y eran las mejores de todo el pueblo, ya teníamos la solución, mí jefe tenía una máquina especial para triturar maderas y ramas secas, íbamos a tener mucho trabajo por delante, teníamos que desenterrar todos los cadáveres y triturarlos para conseguir el tan preciado abono, luego envasarlo y ponerlo a la venta.

Como todo nos iba muy bien, tuvimos que colocar a nuestra familia a trabajar con nosotros, ya teníamos dos empresas, la funeraria y la fabrica de abono para plantas y cultivos. De esto ya han pasado 20 años, somos la empresa familiar mas productiva de toda la comarca, en estos momentos trabajamos 30 personas entre padres, hijos y nietos mi jefe ya no lo es, ahora somos propietarios por igual, somos como un matrimonio, pero a nosotros la muerte nos ha unido para siempre.

                                                                                                                                           POR TINCHOX


FIJA TU MIRADA





Cuidado no te des la vuelta. El Fiero amenaza, con arrancarte los ojos si lo haces. Es facil, basta con meter sus huesudos dedos y con sus uñas tan largas, hacer palanca.
Procura seguir mirando hacia adelante. No quites la vista de alli. De esa luz. De la salida del tunel. No te desvies del camino. Que la oscuridad no te envuelva el alma.
Fija tu mirada alli.
Fijala.
No te muevas ni un milimetro de tu senda.
Habrán monstruos que te acosaran. Delante de ti, mostraran sus lenguas viscosas e intentaran lamer tu cuerpo.
Sigue mirando adelante.
Aunque, se abran trampillas en el suelo, a tus pies, como alcantarillas, que dejan salir los mas sucios seres, como ratas infectas, que intentaran reptar por tus piernas desnudas y, debajo de tu falda, llegar mas arriba...
Sigue mirando hacia delante.
Sigue y no pares, de caminar.
Recta.
Como una línea hecha con una regla, pero en el camino correcto.
No te tuerzas, por Dios, no te tuerzas.
Aunque alguien pose sus susurros en tu oído y haga que tu espina dorsal se esremezca, poniendote la carne de gallina.
Sigue adelante.
Mira hacia la luz
Que no es cobarde el que tiene miedo, si no el que tiene miedo y huye.
Venga que ya llegas
¿A que no ha sido para tanto?
Total, por unas arañitas enredando tu pelo y raspando tu cara , con sus 8 patitas peludas, como las que mas.
Venga que ya cruzas la luz y...
Procura despertar
O todo volvera a empezar...

                                                                                 GRACIAS EMILIANA GONZALES!


UNA CASA ES UNA CASA







Aun no sabía si se había oído en alguna parte, o no. Tampoco sabía, si sería bueno y recomendable arriesgarse. Así mismo desconocía, cómo cojones iba a salir de allí, si la puerta estaba cerrada. Y, lo más importante de todo: ¿alguien tenía una pistola, para acabar cuanto antes?
La primera pregunta, obtuvo pronto una respuesta. Algo se había movido detrás de ella. La segunda encontró en la obviedad de la primera, la respuesta que casaba con ella, La tercera aun no tenía respuesta. Y la cuarta, simplemente era mucho pedir.
Maldijo su pantorrilla, que se quejaba con un dolor pulsante, quitándose culpas, por haberse dado con el pico de esa mesa tan baja; maldijo a quien había puesto aquella mesa; maldijo, a quien le había convencido de entrar ahí; y finalmente, se maldijo a si misma, por haberse puesto falda y no pantalones y por haber entrado.
¿Darse la vuelta? ¿Reventarse la cabeza, contra aquella puerta, por si podía abrirla y escapar o por si por el contrario la pregunta cuarta encontraba innecesaria esa infructuosa, por el momento, respuesta y se dejaba los sesos resbalando por toda la superficie de madera de abedul del obstáculo de su huida?
Más cerca. Un ruido, de arrastramiento. Imaginó, la escena, llena de glorioso y estúpido sarcasmo: lo que fuera arrastrándose.
”Por favor, por favor. Déjame asesinarte. Te prometo que te comeré después. No sufrirás. De todas formas estás muerta. No saldrás viva de aquí. ¡Qué mas te da!”
Su cerebro en la puerta.
“No, por favor. No te molestes. Ya lo hago yo.”
Una victoria a tiempo.
“Victoria ninguna. El que muere pierde. Y, una vez muerta, ¿qué más te da quien te haya matado? Tú misma o yo. Es cuestión de comodidad.”
A veces una no puede elegir. Y ahora era el momento.
“Siempre es mejor, que te traigan las zapatillas a tener que ir a por ellas.”
Creo, que esta vez me daré un paseo.
“Por la eternidad, te lo aseguro. De eso me encargo yo. Y no te costará, un puto céntimo.”
Es un momento. Con un poco de suerte, ni me enteraré.
“¡Ja, ja, ja, ja! Deja que me ría un poco, anda. Lo notarías de sobra. Puede, hasta que te hagas daños irreversibles.”
Que más me da, si me vas a matar, ¿no?
“Pero, te ahorro el esfuerzo.”
Me da igual. Creo, que con un poco de suerte y acierto…
“Tú misma, viendo tu cerebro, resbalando, como tú dices por esa puerta. ¡Ufff! No debe de ser agradable de ver!”
Noto, que te pones nervioso, cuando me empeño en hacerlo yo.
“¿Yo? ¡Vaya hombre!”
Diría que sí. Algo quieres.
“No tengo otra cosa que hacer, que molestarme, por que una “valiente”, dice que tiene los huevos suficientes para suicidarse, antes de que la maten. Por mi, como si quieres hacer un agujero en la puerta a cabezazos.”
Yo no la he pagado.
“Ni siquiera te das la vuelta, antes. Cobarde.”
Seguro, que no me pierdo nada.
“Va a ser que al final, quien tienes miedo eres tú.”
¿Tú crees?
“Tanto hablar de valentía. Y no eres capaz, ni de echarme un vistacito de nada.”
¿Tanto es lo que me pierdo?
“Compruébalo, tú misma.”
Entonces, Ellen supo que había llegado el momento. Se comenzó a dar la vuelta. Despacio. Hasta que quedó frente a…
Nadie.
La habitación, como estaba. La mesa de comedor. Las sillas a su alrededor. La alacena, con todos esos platos y figuritas. La chimenea, decorada con motivos góticos. Las cortinas, de encaje fino cubriendo las ventanas, que daban al patio inmenso, con esa fuente en el medio rodeada, de todo tipo de vegetación. Y el piano de cola, con su asiento, para cuando quisieras tocar algo.
Se sintió algo estúpida.
El miedo turbia la mente.
El terror lo distorsiona todo.
Después de todo, una casa es una casa.
“¿Eso crees?”
Una tecla del piano se pulsó, sola
Solo tuvo tiempo de ver la puerta, antes de chocar brutalmente, con ella.
Aun pudo ver, unos segundos, sus sesos corriendo, por ella…
“Ni un céntimo, como te dije. Tan solo… tu vida.”

                                                                                                                                               POR TINCHOX



ENTRE NOSOTROS



"Quizás no lo has notado pero ellos rondan entre nosotros" fue lo primero que me dijo aquella mujer en la posada. Me preocupó mucho el hecho de que una mujer de semejante reputación, una dama de la noche para suavizar el término, se preocupara por unos seres tan etéreos como los que me había descrito.

No le di importancia y seguí mi camino, por alguna razón un mensaje anónimo me había convocado a un lugar con el sobrenombre de Akkad, mas no se porque esconder el nombre de un almacén abandonado. Como el humano poco respetable que soy, pude imaginar más de 3 motivos de chantaje por los cuales me estarían llamando, pero que se puede hacer… es el precio de mi cargo por así decirlo.

Mas adelante en el camino algo se atravesó en el camino. No pude ver lo que era, más si pude ver como se retorcía por el retrovisor. Me bajé del auto a ver a que le había provocado tan fatídico destino, pero al acercarme vi que era un humano, una joven a la cual le calculaba unos 1718 años. Estaba vestida bastante conservadoramente para estos tiempos, pero por el olor que emanaba era evidente que estaba muy ebria. El frío habitual de cuando mi futuro como líder de la compañía en la que trabajaba, estaba en juego volvió a correr mi espalda, por lo que me al ver que no estaba muriendo la levante y la metí en el asiento trasero del auto. Mi estafador tendría que esperar, los cargos por un accidente así podrían ser graves dada mi reputación, mas aun que cualquier información que poseyera cualquier estafador común como los de este pueblo.

Me devolví hacia la parte habitada del pueblo, en busca de cualquier clínica, hospital o lo que fuera que este montarral pudiera ofrecerme para tratar a la desafortunada victima del alcohol, pero en ese momento mi estimado cobrador volvió a llamar. Me dijo que lo viera mas tarde del otro lado del pueblo, que tenia unos compromisos importantes que se le habían presentado, "espero sean policías maldito" fue lo primero que pensé pero el despertar de mi pasajera me hizo volver a la realidad.

"¿Estas bien, puedes moverte o sientes algo?", debía saber la magnitud del daño. ¿Donde estoy?... ¿quien eres tu?... ellos sig* el chorro de bilis y sangre que vomitó destruyó la tapicería del auto. "¿¡Niña estas bien? ¡Tienes que decirme que sientes para poder ayudarte!!". No parecía reaccionar, pero no era a causa del alcohol, una cara así solo era producto de un trauma muy grande. "¿ellos me siguen persiguiendo?" me dijo con un tono más lúcido, pero enseguida despertó del todo y un grito de dolor y terror fue todo lo que me dijo antes de que chocara con eso.

Era un ser solo venido de los pensamientos mas obscuros de una mente retorcida, parecía estar vivo a pesar de haberlo arrollado a 70km por hora, y de su espina partida brotaba una sustancia verde obscura que parecía disolver el capó del auto. Sin pensarlo pisé el acelerador y nos alejamos de eso mientras mi pasajera aun gritaba.

Cuando logré calmarla me contó que eso era un Nathresin, que no era la primera vez que se topaba con uno, pero era la 1ra vez que alguno de ellos la notaba a ella. Eran los seres de los que me hablaba la dama de compañía en la posada en la que descansaba. Un resultado fallido de traer a un muerto a la vida, cuya alma quedaba atrapada en las sombras y estaba destinada a vagar entre este plano existencial y los planos superiores aullando de dolor y sufrimiento. No podían morir pero el vivir les producía una enorme agonía. Ellos no notaban a los seres de este plano a excepción de muy raros casos en los que podían atravesar el velo de las sombras que separan a la tierra del cielo y el infierno.

"¿Si es el resultado de tratar de revivir a alguien, significa que en este pueblo enfermizo tratan de revivir a los muertos?" le dije, pero ella me dijo que hay personas que lo hacen, mas no viven en el pueblo. Que en la fiesta uno de ellos se presentó y los demás lo sacaron a patadas, pero antes de poder irse de la casa de su amigo los Nathresins aparecieron... ellos siempre rondan a sus creadores, nadie sabe por que.

Llegamos al un pequeño hospital, donde nos detuvimos. Pero al volverme hacia ella ya no estaba. Un escalofrío me recorrió la espalda al darme cuenta que me agarraban por el cuello. Un ser horrible, con ojos deformes e inyectados de sangre, músculos y huesos que rompían su propia piel, y un olor a putrefacción solo equiparable con el asco que producía el ácido que salía de su boca me estaba clavando sus garras en el cuello. Así fue como morí, mas el destino me tenía preparado otro fatídico destino, uno infinitamente más terrible. El estafador vino a mi cuerpo desprovisto de vida y lo sepultó mientras me relataba como el sufrimiento de los seres que creaba llenaba su negro corazón de un sádico goce, y cómo sus planes para mí y para mis conocidos comenzaban a desarrollarse

Meses mas tarde mi esposa fue convocada por el mismo estafador al pueblo, donde fue convencida de tratar de revivirme, acción que solo derivo en mi resurgimiento como una de las bestias horribles que pueblan los bosques de este pueblo, destinado a vagar por todo la eternidad para acallar mi sufrimiento... mi ira..., pero creo que tu puedes ser el receptor de toda mi furia así que te conviene correr

                                                                                                             POR TINCHOX


UN DÍA DE TRABAJO




Era una mañana clara y muy agradable. Mi compañera de trabajo y yo nos disponiamos a salir al campo a realizar las visitas a las diferentes parcelas que teniamos planificadas para ese dia.

En el camino nos cogió el amanecer y todo parecía tan normal que en ningún momento pudimos presentir lo que más tarde nos iba a ocurrir.

Tras las primeras visitas hicimos una parada para tomar el desayuno, paramos el todoterreno en lo alto de un cerro, desde el cual divisabamos todo el terreno que nos rodeaba. Mientras comiamos estubimos supervisando los planos de la siguiente parcela que teniamos que visitar, y orientandonos vimos que la parcela se encontraba a unos cientos de metros de donde nos encontrábamos. Buscando una referencia para llegar a la parcela vimos en la foto aerea una casa, la cual se podía divisar a lo lejos tras la loma que teniamos delante.

Nos montamos en el coche y nos dirigimos a la parcela, mientras que nos ibamos acercando mi compañera me comentó que no se encontraba muy bien, sentia como un escalofrio que le recorria desde la cabeza al estomago, yo le comenté que podría ser que algo de lo que comió no le había sentado bién, pero no prestamos más atención al tema.

Cuando llegamos a la entrada de la parcela nos fijamos que la casa que usamos de referencia estaba en muy mal estado, en la verja de la entrada que estaba descolgada y a punto de caerse, vimos la fecha de construcción de la casa (1905). Una vez en la parcela preperamos loa diferentes instrumentos para realizar la medición de la parcela y me fijé en una de las ventanas de la casa en la cual se podia ver un efecto de sombras que parecian el perfil de una persona, y me llamó la atención pero seguimos realizando nuestro trabajo. Tras realizar la medición tomamos varias fotos desde diferentes angulos de la parcela para tener varias referencias, y mi compañera me volvio a comentar que no tenia buenas sensaciones, que se sentia como triste, y como comentario jocoso yo le dije que esa tristeza era porque estaba trabajando. Tras realizar todas las mediciones comenzamos a descargar las fotos en el portatil y viendolas para clasificarlas pudimos ver en varias de ellas como una sombra de un brazo señalandonos desde una ventana. Fuimos hacia la ventana para ver si era un efecto de la cámara y comenzamos a oir una voz diciendo: Cogedlos, cogedlos, que no salgan. De pronto comenzó a sonar pasos en la planta de arriba de la casa, y miré a mi compañeras y vi que su cara estaba pálida. Salimos corriendo hacia el coche y nos fuimos lo más rapidamente posible.

Al dia siguiente comentando lo sucedido en la cafetería de la oficina se nos acercó un chico de unos treinta años aproximadamente, el cual estaba sentado en la mesa de atras nuestra, y nos dijo que no pudo evitar oirnos y empezó ha hacernos preguntas de la parcela y nos dio unos detalles de la misma, como si la conociese muy bien. Tras unos minutos de charla nos dijo de repente levantandose de la silla para dirigirse al WC: ¿Y qué hicisteis caso a lo que os dijeron?. Desapareció tras la puerta y pasados unos minutos fuí al WC yo también y ya este chico no estaba,le pregunté a la camrera y me dijo que de allí no habia salido nadie desde hacia un rato. Cuando volví a la mesa vi a mi compañera con las lágrimas saltadas y me dijo: desde que este chico se sentó con nosotros he sentido lo mismo que ayer, y te puedo asegurar que ha desaparecido, porque desde que entro en el WC he dejado de sentirme mal ¿a qué no estaba dentro?.

Desde ese día no hemos vuelto a ver a este chico y eso que todos los dias vamos a esa misma cafetería, y desde entonces cada vez que mi compañera me dice que presiente algo, le hago caso con los ojos cerrados.
                                                                                                                                                     POR TINCHOX

SERVICESWEBTINCHOX@YMAIL.COM


 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
© 2008 - 2010 WWW.MARTINELMENDOCINO.ES.TL ES UNA MARCA REGISTRADA - ® INC TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS